Una dieta pobre puede promover la enfermedad de las encías y además producir la caries dental. Por eso es importante llevar una alimentación adecuada de modo que el cuerpo pueda obtener los nutrientes necesarios para mantener una buena salud.